Fabricando carne: ¿Cuán mala es la agricultura animal para el planeta?

12 minute read

Actualizado el Mon Dec 14 2020

Reduciendo las emisiones procedentes de la carne

¿Qué es lo malo de la carne?

La ganadería representa el 14,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por el hombre, y a pesar de que proporciona sólo el 18% de las calorías del mundo, ocupa el 77% de las tierras agrícolas. Esto es debido a que se requiere tierra para cultivar alimento para animales y para criar a los propios animales.

En efecto, la producción de alimento representa el 41% de las emisiones de la ganadería.

Sin embargo, en promedio, únicamente el 7% de la energía de estos cultivos se convierte en carne. ¿A dónde se va el resto de la energía?


Esto hace que la carne sea una forma muy ineficiente de obtener energía.

¿Todos los productos animales son igual de malos?

Algunos productos animales contribuyen a las emisiones más que otros. ¿Cuál de los siguientes crees que produce más emisiones por kg de proteína?


Emisiones atribuidas a distintos productos animales

Las vacas y ovejas (conocidas como rumiantes) contribuyen más a las emisiones que otros productos animales. Esto es en gran medida debido a la forma en que digieren su comida.

Para descomponer el pasto y el heno, se basan en un proceso llamado fermentación entérica que se lleva a cabo por millones de microbios que viven en sus estómagos. Durante este proceso, los microbios producen metano (un gas de efecto invernadero más poderoso que el CO₂), que luego es eructado por el rumiante.

Fermentación entérica

El estiércol animal y la gestión del estiércol contribuyen aún más a las emisiones de CH, y también producen el óxido nítrico de gases de efecto invernadero (N₂O).

En general, los rumiantes producen 2,7 Gt CO₂eq de CH₄ cada año, ¡lo que representa aproximadamente 5,5% del total de emisiones de gases de efecto invernadero de las actividades humanas!

Emisiones del ganado: fuentes

¿Y el pescado?

El 20% de las personas dependen de los mariscos y pescados como su principal fuente de proteína. Sin embargo, más de un tercio de las poblaciones de peces silvestres son sobreexplotadas, lo que significa que los peces se pescan del mar más rápido de lo que pueden reproducirse.

Presiones sobre las poblaciones de peces

Además de poner en peligro a los peces silvestres, algunos métodos de pesca alteran el fondo marino y hacen que el carbono almacenado se libere a la atmósfera.

Más de la mitad del pescado que comemos se produce en granjas de peces, en vez de ser capturado en el mar. Sin embargo, aunque la piscicultura tiene el potencial de reducir las presiones sobre las poblaciones de peces silvestres, puede tener impactos negativos en los ecosistemas de los alrededores. ¿Por qué?


Impacto de la piscicultura en el hábitat circundante

¿Podemos hacer que los productos animales sean más sostenibles?

Tal vez, la forma más obvia de reducir las emisiones de la ganadería es reducir la cantidad de carne que comemos. Al eliminar los productos animales de nuestra dieta, las emisiones de gases de efecto invernadero del sector alimentario podrían reducirse en casi un 50%!

Sin embargo, dado que todavía existe demanda de productos animales, ¿qué pueden hacer los agricultores para reducir su impacto ambiental? El 85% de las emisiones de la ganadería provienen de los alimentos para animales y de cómo se digieren, por lo que realizar cambios en los alimentos para animales es un buen lugar para comenzar.

Alimentar a los animales con alimentos más digeribles puede reducir la cantidad de metano que producen, y supone que los animales gasten menos energía en digerir el alimento. Por ejemplo, ¡incluir algas marinas en la dieta de una vaca reduce las emisiones de metano en más del 50%!

Además de reducir las emisiones directas, el cambio a una alimentación animal más sostenible reducirá la cantidad de tierra y recursos ocupados por la ganadería.

Potenciales alimentos para animales

Cambiar los alimentos de los animales es solo una forma de reducir el impacto de la ganadería en el medio ambiente. ¡Consulta la versión avanzada de este curso para conocer otras soluciones!

¿Cuáles son las alternativas a la ganadería?

Al combinar y procesar ingredientes de origen vegetal, las empresas esperan crear alimentos ricos en proteínas con el mismo sabor y textura que los productos animales, sin ese impacto ambiental. Muchas opciones ya se encuentran en nuestros supermercados, desde hamburguesas que “sangran” jugo de remolacha hasta "huevos" hechos con frijoles mungo.

Hamburguesas a base de plantas

Otros han editado genéticamente microbios para que produzcan las moléculas específicas responsables del sabor y contenido nutricional de la carne animal. De hecho, ¡los científicos ahora pueden crear células animales en el laboratorio para producir alimentos que son químicamente idénticos a la carne! Consulta la versión avanzada de este curso para saber más sobre estos emocionantes proyectos.

Conclusión

La ganadería es una fuente importante de emisiones de gases de efecto invernadero y contaminación ambiental. Los cambios en las prácticas agrícolas pueden reducir considerablemente los impactos negativos de este sector en nuestro planeta, ¡pero los agricultores no pueden hacerlo todo!

Al reducir nuestro consumo de carne y cambiar a dietas a base de plantas, podemos reducir significativamente nuestra huella de carbono individual.

Ahora que hemos hablado de las emisiones de la producción de alimentos, ¡echemos un vistazo al resto de la cadena de suministro de alimentos!

Capítulo siguiente