Alimento, salud y agua en el contexto del cambio climático

6 minutos de lectura

Actualizado el: 14 Dec 2020

Nuestra salud está estrechamente relacionada con la salud de nuestro planeta . Por ejemplo, se ha vinculado un mayor CO₂ atmosférico a niveles más bajos de proteína, hierro y zinc en nuestros cultivos . De hecho, todo nuestro sistema de producción de alimentos está amenazado por el cambio climático , desde la gestión del suministro de agua hasta el clima impredecible y los patrones estacionales . Sin adaptación, el cambio climático podría reducir la cosecha global hasta un 5-30% para 2050 .

Image of Por qué la agricultura necesita adaptarse

Por qué la agricultura necesita adaptarse

1. Adaptar la Agricultura

A lo largo de todo el mundo, la agricultura puede parecer muy diferente: desde la cosecha de arándanos en pantanos húmedos hasta la producción de leche de camello . Esto significa que hay una gran variedad de maneras en las que los agricultores pueden adaptarse .

Incluso cambios simples pueden marcar una diferencia . De hecho, los agricultores que se adaptan cambiando los tiempos de siembra, variedades de cultivos, y el manejo de suministros de agua podrían incrementar los rendimientos entre un 7-15% en comparación con las tasas de producción actuales .

Image of Cambiando tiempos de cosecha

Cambiando tiempos de cosecha

La adaptación agrícola también puede implicar cambios mucho mayores: desde el cambio a métodos sostenibles de gestión de la tierra a la compra de seguros para los cultivos . Estas opciones adaptativas, grandes o pequeñas, ayudan a que la agricultura sea más resiliente al cambio, esté o no, relacionado con el clima .

Image of Opciones adaptativas

Opciones adaptativas

2. Gestión de suministros de agua

Además, si pensamos en los impactos del cambio climático: aumento del nivel del mar, tormentas, inundaciones, sequías, deshielo, podemos empezar a reconocer un asunto de agua, o más científicamente, ‘hidrológico’ .

Image of Clima y agua

Clima y agua

Estos eventos afectarán nuestro acceso al agua potable segura, así como a nuestra capacidad para cultivar alimentos . Por consiguiente, tanto para la producción de alimentos como para la salud, necesitamos adaptarnos a estos cambios mediante la gestión de nuestros suministros de agua de forma más sostenible . Esto significa repensar de dónde procede nuestra agua, cómo la transportamos y cómo la utilizamos en nuestra vida diaria .

La financiación también puede ser internacional. En África Occidental y el Sahel, más de 20 países se han unido para crear la ’Gran Muralla Verde’, un proyecto de reforestación liderado por agricultores de 8000 km de largo . El proyecto tiene por objetivo plantar más vegetación e incrementar el valor ecológico del Sahel, a la vez que se combate el riesgo de sequía prolongada . Para esto, los agricultores se han adaptado cavando redes de pozos que recolectan y almacenan el agua para la estación seca. Esto no solo reduce el impacto de la escasez de agua, sino que también mejora el rendimiento de los cultivos locales y propicia que el paisaje se regenere de forma natural .

Image of Adaptarse mediante la reforestación

Adaptarse mediante la reforestación

3. Utilización de la investigación y la tecnología

La investigación y la tecnología también serán herramientas importantes para adaptarse al cambio climático. De hecho, existe todo un campo científico dedicado a mejorar las prácticas agrícolas, reducir el impacto medioambiental de la agricultura y asegurarse de que haya suficientes alimentos para todos. Desde allí, los agricultores individuales pueden ayudar a difundir la palabra a sus vecinos compartiendo qué adaptaciones funcionan mejor en diferentes regiones .

Image of Granjeros amigables

Granjeros amigables

Si queremos hacer realidad estos objetivos, necesitamos financiar esta ciencia . De hecho, por cada dólar estadounidense invertido en estas investigaciones, las regiones en desarrollo podrían ganar, a la larga, entre 3,7 y 5,2 dólares .

Los cultivos modificados genéticamente son un brillante ejemplo de cómo la investigación agrícola puede ayudarnos a adaptarnos al cambio climático .

La ingeniería genética ha producido cultivos que pueden soportar temperaturas más altas, escasez de agua y brotes de enfermedades .

También podemos utilizar la tecnología para ayudarnos a predecir el futuro. Aquí es donde Early Warning Systems (‘EWS’) se ponen en práctica. EWS utiliza datos históricos para predecir futuros peligros como las inundaciones y las ondas de calor, permitiéndonos informar a la gente de los riesgos climáticos con antelación . Además de informarnos sobre cómo adaptar las actividades sensibles al clima como la agricultura , EWS también puede tener beneficios para la salud. En los Estados Unidos, por ejemplo, el uso de un EWS para predecir las ondas de calor provocó un 50% menos de muertes al comparar dos eventos similares .

Image of Usar sistemas de alerta temprana puede reducir las muertes por ondas de calor en un 50%

Usar sistemas de alerta temprana puede reducir las muertes por ondas de calor en un 50%

Moverse hacia adelante

Hemos aprendido que necesitamos personas, tecnología e investigación para ayudarnos a adaptar nuestros suministros de alimentos y agua a un clima cambiante. Si no, no sólo nos arriesgamos a tener un planeta poco sano, sino que también arriesgamos nuestra propia salud .

Capítulo siguiente