Volar y conducir: ¿se puede viajar de manera más sostenible?

11 minute read

Actualizado el Thu Jan 28 2021

¿Por qué centrarnos en el transporte?

El transporte es responsable del 16% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Si queremos reducir nuestras emisiones personales, este es un buen punto de partida.

¿Qué modo de transporte emite más emisiones?


Las emisiones varían en función de lo que utilices para viajar

¡Volar crea 2,4% de las emisiones globales de CO₂! Pero esto es solo una parte de la historia: más de la mitad de su impacto climático proviene de emisiones distintas al CO₂.

Por ejemplo, los aviones liberan rastros de vapor de agua que producen nubes que atrapan la energía del sol, ¡creando un efecto de calentamiento tres veces mayor que el del CO₂!

El impacto de los aviones

¿Cómo podemos reducir el impacto medioambiental de los vuelos?

Para algunos viajes, hay alternativas al vuelo, como tomar un tren o transbordador.

Sin embargo, cuando estas alternativas no están disponibles, volar en clase turista es la siguiente mejor opción. Volar en clase ejecutiva produce entre 2 y 3 veces más de CO₂ que en clase turista, y volar en primera clase produce ¡entre 2 y 3 veces más CO₂ que en clase ejecutiva! Esto se debe a que los asientos de primera clase ocupan más espacio.

Tierri sentándose en un avión apretado

Emisiones procedentes de automóviles

En la UE, el transporte por carretera, que incluye automóviles, camiones y autobuses, ¡representa el 72% de todas las emisiones del transporte!

¿Cómo puedes reducir tus emisiones al conducir?


Dicho esto, la mejor alternativa es tomar el transporte público, caminar o usar bicicleta.

¡Conducir con más personas puede reducir tu impacto!

¿Deberías comprar un automóvil eléctrico?

Los coches eléctricos obtienen su energía de la electricidad en una batería, en lugar de combustible en un tanque.

Falso o verdadero: “Los automóviles eléctricos no producen emisiones de carbono”


Desafortunadamente, la electricidad todavía se genera quemando combustibles fósiles en la mayoría de lugares.

Entonces, ¿cambiar el automóvil a gasolina por uno eléctrico reduce las emisiones realmente?


Cuando se comparan los vehículos eléctricos con los vehículos de gasolina tradicionales, los eléctricos siguen produciendo menos emisiones durante su tiempo de vida.

Los vehículos eléctricos tienen un impacto menor que los vehículos convencionales

Incluso en Estados Unidos, donde el 84,3% de la energía es producida por combustibles fósiles, los vehículos eléctricos emiten la mitad que los vehículos de gasolina.

Dicho esto, los coches eléctricos siguen causando los mismos problemas asociados con todos los coches: tráfico y accidentes de carretera.

Además, los automóviles liberan partículas llamadas PM₂.₅, que causan contaminación del aire en las ciudades. La mayoría de estas no provienen del escape, sino de la fricción en los frenos y los neumáticos, por lo que ocurren en cualquier tipo de automóvil.

¿De dónde proceden las emisiones de los vehículos eléctricos?

Conclusión

Todos podemos desempeñar un papel en la reducción de nuestras emisiones limitando la cantidad de viajes y eligiendo opciones de transporte con una menor huella de carbono.

¡Tomando el transporte público reducirás tu impacto!

Ahora puede que estés pensando “es genial que yo pueda reducir mi huella de carbono, pero no cambiará nada porque solo soy una persona”. Esta es una preocupación importante, ¡y la veremos a continuación!

Capítulo siguiente