Solucionar la pobreza: ¿cuál es la forma correcta?

17 minute read

Actualizado el Mon Mar 29 2021

La pobreza es un problema complicado y la crisis climática ya está intensificando sus impactos sobre las personas más afectadas. ¡Pero hay esperanza! En este capítulo vamos a examinar los vínculos entre la pobreza y la crisis climática, e investigar las oportunidades que entregan las energías renovables para combatir tanto la pobreza como el cambio climático.

¿Qué es la pobreza?

En 2015, 730 millones de personas sobrevivían con menos de $1,90 dólares diarios.

¡Eso es 1 de cada 10 personas viviendo en la “pobreza extrema”!

Algunos lugares sufren más que otros. Un poco más del 56% de las personas que viven en pobreza extrema se encuentran en una misma área. ¿Dónde crees?


¡Un 56% de las personas que viven en extrema pobreza están en el África subsahariana!

Pero la pobreza no solo tiene que ver con el dinero: la gente puede sufrir la pobreza de muchas maneras. Las Naciones Unidas definen la pobreza como una negación de opciones y oportunidades.

De acuerdo con esta definición, estas son algunas de las maneras en que las personas pueden sufrir pobreza:

Las familias pueden sufrir pobreza de muchas maneras diferentes

Energía y pobreza

Pero, ¿qué tiene esto que ver con el cambio climático?

La electricidad es una forma en la que podemos vincular la pobreza con los problemas climáticos.

En 2016, el 13% de la población mundial no tenía acceso a la electricidad. Sin ella, la gente no puede alcanzar un estándar básico de vida. A pesar de ello, al paso actual, ¡recién en 2080 todos tendrán acceso a electricidad en África!

La falta de electricidad impide que la gente escape de la pobreza porque en su lugar deben utilizar fuentes de energía ineficientes y costosas, como pilas y velas. Las lámparas de keroseno son la fuente más común de iluminación, pero también son una de las menos eficientes.

Las lámparas de queroseno son mucho más caras que las eléctricas

Esto está reforzando las desigualdades actuales.

Por unidad de energía ¿Cuánto más pagan los hogares más pobres de África en comparación con los hogares más ricos que pueden acceder a electricidad barata?


Esto es un claro ejemplo de la trampa de la pobreza: las personas más pobres pagan un alto precio por la energía y consumen el dinero que, de lo contrario, les ayudaría a escapar de su pobreza. Al proporcionar electricidad a las familias más pobres, este dinero podría ahorrarse y utilizarse para satisfacer otras necesidades.

La electricidad barata ayuda a la gente a escapar de la pobreza

La falta de electricidad también afecta a la salud y la educación, lo que frena el desarrollo.

Los sistemas de asistencia sanitaria tienen dificultades para funcionar correctamente sin electricidad. Esta se necesita para refrigerar medicamentos, operar maquinaria médica, iluminar hospitales y mucho más. En gran parte de África, las vacunas se desperdician porque el 60% de los frigoríficos utilizados para almacenarlos no tienen una fuente de energía confiable.

Los trabajadores educados, como los médicos y los profesores, pueden tener dificultades para trabajar eficazmente en las zonas rurales sin electricidad. Esto reduce aún más las oportunidades y servicios disponibles para la población local.

La escolarización infantil también sufre porque puede que los niños tengan dificultades para completar sus deberes si no hay iluminación eléctrica en la casa. Es muy probable que, en especial, las niñas abandonen la escuela porque sus familias necesitan que recolecten leña para obtener energía.

El acceso a la electricidad repercute en la salud y en la educación

Si vives en el mundo desarrollado, es fácil olvidar que la electricidad fiable es la base para el estándar de vida digno que todo el mundo merece.

Electricidad para acabar con la pobreza

Un mayor acceso a la electricidad está asociado con menos pobreza y más crecimiento económico; la energía a menudo conduce al desarrollo.

Este gráfico muestra la relación entre el uso de la electricidad y la pobreza. La mayoría de los países con un alto consumo de electricidad tienen bajos niveles de pobreza.

Uso de energía per cápita vs proporción de la población en pobreza extrema

En promedio, aumentar la tasa de crecimiento económico de un país en un 10% resulta en una reducción de la proporción de personas que viven con 1 dólar al día. ¿Qué tan grande es esta reducción?


Todo esto suena estupendo: la energía impulsa el crecimiento económico que saca a la gente de la pobreza. Además, a medida que los países se vuelven más ricos, la tasa de crecimiento poblacional tiende a caer.

Desafortunadamente, no es tan simple...

A medida que los países se vuelven más ricos, cada persona consume más y las emisiones que cada una libera aumentan. Esto significa que, a pesar de que la población es menor de lo que habría sido, el tamaño total de la huella de carbono de un país casi siempre aumenta a medida que se vuelve más rico.

Emisiones de CO₂ per cápita vs PIB per capita, 2016

Así, la energía ha impulsado el crecimiento económico y ha sacado a millones de personas de la pobreza. Pero la mayor parte de esta energía se ha producido a partir de combustibles fósiles, lo cual es insostenible. Es este crecimiento económico insostenible el que ha causado la actual crisis climática.

¿Podemos aprender del pasado?

Entonces, ¿existe una forma de sacar a la gente de la pobreza sin contribuir al cambio climático?

¡Sí! Hasta ahora, los países ricos han utilizado combustibles fósiles para fomentar su desarrollo, pero ahora están cambiando a fuentes de energía con bajas emisiones de carbono.

En regiones que nunca habían tenido electricidad, es posible adoptar primero la energía renovable sin haber utilizado nunca combustibles fósiles[29.30.31]. Esto se llama salto tecnológico.

Salto tecnológico hacia energías limpias

Por ejemplo, los paneles solares y las turbinas eólicas pueden construirse más rápidamente que las centrales eléctricas de combustible fósil y en lugares remotos "fuera de la red". Esto significa que cada hogar o pueblo puede tener su propia fuente de electricidad fiable y renovable!

¿Cómo podemos pagar por energía limpia?

Si bien este salto tecnológico suena genial, nos enfrentamos a algunos obstáculos respecto al pago por energías renovables y limpias en los países pobres. Por ejemplo, la infraestructura de las energías renovables (y nucleares) tiene mayores costos de instalación que la de las energías no renovables:

Las energías limpias y renovables a menudo tienen un alto costo de instalación

Este gráfico muestra que la mayor parte de los costos de las energías renovables se encuentran en la fase de construcción. Las plantas de carbón y gas pueden ser menos costosas de construir, pero cuesta más mantenerlas en operación.

Esto puede hacer difícil que los países y las comunidades en desarrollo elijan la energía renovable y limpia: no tienen el dinero necesario para establecerlos y, a corto plazo, los combustibles fósiles parecen ser más baratos.

Estas barreras financieras se pueden superar con el apoyo de los países más prósperos, por ejemplo, en forma de donaciones o préstamos.

Se calcula que entre 2005 y 2016, las donaciones de los países ricos para apoyar proyectos de energía limpia y eficiencia energética en el mundo en desarrollo han reducido las emisiones en un 0,6 GtCO2eq al año. Esto equivale al 1,1% del total de emisiones de gases de efecto invernadero de 2018 (CO2eq).

Conclusión

Cada individuo tiene derecho a un nivel de vida decente. Cada país tiene derecho al desarrollo.

En el pasado, los combustibles fósiles proporcionaban la energía necesaria para desarrollarse y escapar de la pobreza. Sin embargo, su uso también ha acelerado la actual crisis climática. Ahora, el salto tecnológico permite a los países en desarrollo utilizar energía de bajas emisiones de carbono en lugar de combustibles fósiles para impulsar su crecimiento económico.

Llevar energía renovable a aquellos que la necesitan reduce la pobreza sin necesariamente aumentar las emisiones!

Capítulo siguiente