Desperdicio de alimentos: tenemos que dejar de desperdiciar el 30% de nuestros alimentos

12 minutos de lectura

Actualizado el: 14 Dec 2020

A nivel mundial, el 30% de la comida se pierde o desperdicia . Esto equivale a 614 kcal por persona al día . ¡Es lo mismo que 10 huevos medianos o 21 zanahorias grandes todos los días!

Image of Pérdida y desperdicio de alimentos a nivel mundial

Pérdida y desperdicio de alimentos a nivel mundial

Estas pérdidas ocurren en todas las etapas de la cadena de suministro de alimentos, desde la granja hasta tu plato. Sin embargo, las causas de estas pérdidas varían en las diferentes etapas . Por lo tanto, es útil considerar estas etapas por separado, estableciendo una distinción entre comida perdida y comida desperdiciada.

¿Cuál es la diferencia entre la pérdida y el desperdicio de comida?

La pérdida de alimentos se produce en la granja, en el almacenamiento y durante el traslado. Esto incluye los alimentos que se dañan durante el procesamiento, el empaquetado y el transporte .

El desperdicio de comida, por su parte, se produce durante las etapas de venta al por menor y al consumidor . Los alimentos se desperdician cuando se desechan porque han llegado a su fecha de caducidad o son considerados "feos" por los consumidores. El desperdicio de alimentos también es causado por un mal almacenamiento en el hogar, y por pedir o comprar más de lo que se puede comer .

Image of Pérdida vs. desperdicio de comida

Pérdida vs. desperdicio de comida

¿Por qué la pérdida y el desperdicio de alimentos son malos?

Cuando la comida se pierde o se desperdicia, ¡todos los recursos necesarios para hacer la comida se desperdician también! Globalmente, la pérdida y desperdicio de alimentos tiene como resultado:

  • 1,4 mil millones de hectáreas de tierra que se desperdician para producir alimentos no consumidos. ¡Esta superficie es mayor que la de Canadá e India juntas !
  • Alrededor de 250 km³ de agua que se desperdicia al año. ¡Casi 3 veces el volumen del Lago de Ginebra !

La pérdida y desperdicio de alimentos también consumen mucha energía . Este desperdicio de energía resulta en importantes emisiones de gases de efecto invernadero. Además de esto, cuando la comida se pudre contribuye a las emisiones directamente liberando metano .

En general, entre 2010 y 2016, la pérdida y desperdicio de alimentos representaron entre el 8 y el 10% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero por actividades humanas . Sólo en los EE. UU., ¡la producción de alimentos que se pierden o se desperdician libera la misma cantidad de gases de efecto invernadero que 37 millones de autos !

Esto no es sólo un problema ambiental. Todos estos residuos también tienen un coste económico, ¡de 940 mil millones de dólares estadounidenses al año ! Esto es resultado de las pérdidas económicas a lo largo de la cadena de suministro, y aumenta el costo de los alimentos para los consumidores .

Image of El costo de la pérdida y el desperdicio de alimentos

El costo de la pérdida y el desperdicio de alimentos

¿Qué causa la pérdida y el desperdicio de alimentos en los diferentes países?

Cuanto más rica es la gente, más comida desperdicia. En los países más ricos, más del 40% de la pérdida y el desperdicio de alimentos se produce en la etapa de venta al por menor y al consumidor . Esto se debe en gran medida al comportamiento de los consumidores y a que la oferta de alimentos supera la demanda .

En los países en vía de desarrollo, las pérdidas de alimentos se producen principalmente en las fases iniciales de la cadena de suministro , y se desperdicia mucho menos a nivel del consumidor . Mientras que la gente de Europa y Norteamérica desperdician entre 95 y 115 kg de alimento por persona al año, en África subsahariana y en el sur y sureste de Asia sólo desperdician entre 6 y 11 kg por persona al año .

Image of Fuentes de pérdida y desperdicio de alimento en diferentes regiones

Fuentes de pérdida y desperdicio de alimento en diferentes regiones

Las pérdidas de alimentos en los países en desarrollo se deben en gran medida a las malas técnicas de recolección, a la insuficiencia de las instalaciones de almacenamiento y refrigeración y a la falta de infraestructura para el transporte y la comercialización de los alimentos .

¿Cómo podemos reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos?

Si bien se requiere energía para procesar y envasar los alimentos, las emisiones que resultan de la pérdida y el desperdicio de alimentos son mucho mayores. Tomemos como ejemplo la carne de res: el empaquetado, transporte y venta al por menor contribuyen en conjunto con sólo 1-9% del total de las emisiones, mientras que la pérdida de alimentos y los residuos causan entre un 12-15% .

Image of Emisiones generadas por carne de res

Emisiones generadas por carne de res

En los países en vías de desarrollo se necesitarán inversiones en mejores técnicas de recolección, instalaciones de almacenamiento e infraestructura para reducir las pérdidas, así como mejoras en las instalaciones de procesamiento y envasado .

El almacenamiento es una de las mayores causas de pérdida de alimentos en estos países , por lo que la mejora de las instalaciones de almacenamiento tendría un gran impacto en la reducción de las pérdidas. Por ejemplo, si el acceso a la refrigeración fuera el mismo que en las naciones más ricas, se podría eliminar el 25% de la pérdida y desperdicio de alimentos de estos países !

Para resolver este problema, tendremos que desarrollar soluciones de bajo costo y no conectadas a la red de suministro eléctrico para la conservación de los alimentos. Un ejemplo de esta tecnología es el Wakati, una carpa hermética que sólo requiere energía solar y agua para crear un entorno de almacenamiento sellado que retarda la maduración y evita que los alimentos se deshidraten y les crezca moho .

De hecho, las tecnologías de bajo costo y bajas emisiones para evitar la pérdida y el desperdicio de alimentos también son útiles en los países más ricos. Por ejemplo, los recubrimientos comestibles que evitan que los alimentos pierdan agua y los productos que absorben los gases de maduración que desprenden las frutas y verduras mantienen los alimentos más frescos por más tiempo .

También hay más soluciones de alta tecnología que vienen en camino. Se están desarrollando envases inteligentes que pueden monitorear los alimentos y dar indicaciones en tiempo real de cuán cerca están de echarse a perder . Algunos envases inteligentes incluso previenen activamente el crecimiento de microbios que estropean los alimentos !

Pero la innovación por sí sola sólo puede llevarnos hasta cierto punto. El público también necesita ser más consciente de cómo sus acciones aumentan el desperdicio de alimentos, y lo que pueden hacer para detenerlo.

Además de fomentar prácticas menos derrochadoras, es necesario que las personas estén mejor informadas sobre el almacenamiento y la seguridad de los alimentos más allá de las fechas de caducidad (que varían en los diferentes países) .

Pero no sólo los consumidores desperdician la comida. Los supermercados establecen normas estrictas sobre el aspecto que deben tener los alimentos y, a menudo, los alimentos imperfectos se desechan incluso si son perfectamente comestibles . Aceptar los alimentos "feos" tanto a nivel minorista como del consumidor será esencial para que podamos reducir el desperdicio innecesario de alimentos.

Image of ¡Come la comida "fea"!

¡Come la comida \"fea\"!

Los restaurantes, los minoristas y los servicios de comida también pueden reducir el desperdicio de alimentos vendiéndolos en porciones adecuadas y donando los productos sin utilizar a quienes no pueden permitirse comprarlos. .

¿Qué pasa con los restos de comida que no podemos comer? Los restos de comida pueden alimentar directamente a los animales o a los insectos (como las larvas de la mosca soldado negra) que a su vez pueden ser utilizados como alimento para animales . Pero estos restos de comida también pueden ser utilizados por los humanos. Por ejemplo, los residuos de alimentos pueden convertirse en envases biodegradables y en bioplásticos . Esto no sólo reduce los residuos, sino que también reduce la cantidad de envases de plástico no biodegradables que se desechan .

Conclusión

La pérdida y desperdicio de alimentos ocurren en todas las etapas de la cadena de suministro de alimentos y representan un enorme desperdicio de recursos y emisiones innecesarias de gases de efecto invernadero. Reducir la pérdida y desperdicio de alimentos beneficiará tanto al medio ambiente como a la economía mundial, mejorando la seguridad alimentaria y la disponibilidad de alimentos para las comunidades más pobres, al tiempo que se ahorran miles de millones de dólares .

Cada país requerirá soluciones diferentes, ya que las causas de la pérdida y desperdicio de alimentos varían considerablemente en las distintas regiones. A medida que el mundo se hace más rico, el desperdicio de alimentos a nivel del consumidor se convertirá en un problema cada vez mayor. Por lo tanto, es esencial que las personas sean conscientes del impacto del desperdicio de alimentos y cómo pueden contribuir para marcar la diferencia.

Aun así, es inevitable que se produzca cierta pérdida y desperdicio de alimentos, especialmente en las primeras etapas de la cadena de suministro. ¿Y si pudiéramos acortar la cadena?

En el próximo capítulo veremos cómo se podría lograr esto, acercando la producción de alimentos a los consumidores.

Capítulo siguiente