Tener hijos: ¿es el cambio climático realmente una razón para no tener hijos?

15 minute read

Actualizado el Thu Jan 28 2021

"¿Debería tener menos hijos para reducir mi impacto en el cambio climático?" Esta es una cuestión que se plantea a menudo en el debate sobre cómo podemos reducir nuestras emisiones personales.

Intentaremos responderla, centrándonos principalmente en el mundo desarrollado. Para las naciones en desarrollo, debemos adoptar una perspectiva diferente, que se contemplará en nuestro curso "Un mundo justo". ¡Y ahora sobre la cuestión!

En promedio, cada persona en la Tierra es responsable de alrededor de 5 toneladas de emisiones de CO₂ por año. De cualquier forma, esto varía dependiendo del país en el que se encuentre la persona. En EUA, cada año se emiten 16 toneladas de CO₂ basado en el consumo por persona. En India este número fue de solo 1,84 toneladas por persona por año en 2016.

Comparación de las emisiones de COu2082 entre distintos países

Debido a la alta tasa de emisiones generadas por cada persona en los países desarrollados, se ha empezado a creer que, teniendo menos hijos, podríamos reducir nuestra huella de carbono. ¿Esto en verdad es así?

¿Tener menos hijos de verdad reduce las emisiones?

¿Recuerdas la ecuación climática del curso intensivo?

Emisiones totales = P x E x C

Donde P = población, E = emisiones por servicio y C= consumo de servicios por persona. Al tener menos hijos, reduciríamos P, lo que a su vez reduciría las emisiones de carbono, ¿verdad?

Bueno, veamos algunas predicciones. El IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático) tiene un conjunto de modelos que predicen las emisiones de carbono basadas en decisiones políticas y tecnologías, conocido como las Sendas Socioeconómicas Compartidas (SSP). El modelo específico que mejor se adapte a las políticas climáticas actuales se llama SSP2.

¿Qué pasaría si utilizáramos las proyecciones del SSP2 para las emisiones de carbono de 2020-2100 para los países ricos para determinar las emisiones asociadas a tener un hijo?
Encontramos que tener un hijo menos en un país rico reduciría la huella de carbono de una persona en 7,8 toneladas por año en una esperanza de vida de 80 años.

Impactos de distintas acciones personales

¡7,8 toneladas al año es muchísimo! No obstante, ¿qué aspectos importantes aún no hemos considerado?


Recuerda que las emisiones de carbono de una persona dependen de sus elecciones en su estilo de vida. Es posible que un individuo reduzca las emisiones cambiando su estilo de vida o trabajando para reducir las emisiones de otros (mediante el voluntariado o el trabajo). Además de reducir tu consumo, la educación y el compromiso con la comunidad pueden reducir las emisiones totales generadas a lo largo de toda tu vida.

Pirámides poblacionales: La necesidad de tener niños

¡Tener hijos también tiene beneficios! La funcionalidad de la sociedad humana depende en gran medida de una población sana y trabajadora.

Las pirámides poblacionales se utilizan para mostrar la distribución de los distintos grupos de edades de una población. Podemos categorizar aproximadamente las pirámides poblacionales en 3 tipos: expansivas, constrictivas y estacionarias.

Pirámide poblacional expansiva

Las pirámides poblacionales expansivas se encuentran a menudo en los países en desarrollo. Estas poblaciones suelen tener altas tasas de fertilidad y expectativas de vida más bajas que la media, por lo que sus poblaciones están en crecimiento.

Pirámide poblacional constrictiva

Las pirámides poblacionales constrictivas son más comunes en los países desarrollados, cuyas poblaciones están disminuyendo y envejeciendo. En cambio, las pirámides poblacionales estacionarias describen poblaciones que mantienen un tamaño y una estructura consistentes con el paso del tiempo.

Pirámide poblacional estacionaria

¿Cuáles de los siguientes países tienen poblaciones que están envejeciendo?


Los países desarrollados a menudo se enfrentan al desafío del envejecimiento de la población. Algunos ejemplos prominentes son Japón e Italia, con un 28 y 23 por ciento de su población superior a los 65 años, respectivamente.

Es probable que los países que tienen pirámides poblacionales constrictivas tengan problemas debido a una fuerza laboral cada vez más reducida y un costo cada vez más alto para cuidar a los adultos mayores.

Pagar impuestos en una población que está envejeciendo

Echemos un vistazo a las pirámides poblacionales de algunas regiones desarrolladas, en particular UE (junto con Reino Unido), Estados Unidos y Japón:

Pirámides poblacionales de distintos países

Como puedes ver, todos estos países desarrollados tienen pirámides de población constrictivas y se enfrentarán al envejecimiento y reducción de la población si las tasas de natalidad continúan como están.

En Japón, la baja tasa de natalidad ha causado cambios en la educación, mientras que una población cada vez más anciana ha obligado al gobierno a reconsiderar sus políticas relativas al trabajo, la atención de salud y los impuestos.

¿Qué se puede hacer para abordar el envejecimiento y la reducción de las poblaciones?

Bueno, ¡incrementa la tasa de natalidad!

Una estadística clave para determinar si una población se reducirá es la tasa total de fertilidad (TTF): el número promedio de hijos por mujer en su tiempo de vida.

Para que una población permanezca constante, se necesita una TTF de alrededor de 2,1. Sin embargo, algunos países desarrollados tienen una TTF de sólo 0,98. ¿Cómo pueden estos países implementar políticas para aumentar este número?

En Singapur las políticas han proporcionado incentivos financieros y de matrimonio, así como apoyo para que los padres equilibren el trabajo y la familia.

La familia de Tierri

Las políticas utilizadas en otros países incluyen permiso de maternidad/paternidad, subsidios familiares y guarderías subsidiadas.

Pero, ¿es ético tener hijos en la era del cambio climático? Algunas personas en los países desarrollados sostienen que tener hijos sería poco ético, ya que aumentaría la cantidad de personas que contribuyen al cambio climático y expondría a las generaciones futuras a riesgos relacionados con el clima.

Los niños son vulnerables a los efectos del cambio climático, especialmente los niños de los países en vías de desarrollo. El cambio climático puede incurrir en daño físico debido a las altas temperaturas, los desastres naturales y la disminución de la disponibilidad de alimentos nutritivos. El cambio climático también puede causar trastornos psicológicos y mentales, así como una menor disponibilidad de educación para algunos niños.

La pequeña Tierri está triste

Sin embargo, los cambios en las políticas y la participación de la comunidad pueden reducir los riesgos relacionados con el clima a los que se enfrentan los niños. Educar a los niños y fomentar su participación en los debates sobre el clima puede ayudar a promover el desarrollo sostenible y reducir las emisiones individuales. Por lo tanto, si bien tener hijos conlleva riesgos, estos riesgos se pueden reducir mediante políticas y elecciones de estilo de vida.

Conclusión

Tener menos hijos de hecho reduce las emisiones de carbono, pero la sociedad se enfrentará a problemas significativos si las poblaciones de los países desarrollados continúan envejeciendo y reduciéndose. Si hay cambios en las políticas y hay innovación, en el futuro, el impacto de cada persona en el medioambiente será menor que en la actualidad. Debemos abogar por políticas que puedan reducir las emisiones que generamos a lo largo de nuestra vida y hacer cambios en nuestro estilo de vida para que sea más sostenible.

Si decides tener hijos, empodéralos para que debatan y trabajen en torno a soluciones para el cambio climático. ¡Juntos podemos construir un futuro más positivo para todos!

Tierri y su hijo plantando juntos
Capítulo siguiente