Economía circular: ¿existe un sistema perfecto?

22 minute read

Actualizado el Sun Nov 21 2021

Can we stop climate change within our current economic system? While some people think so, others don’t think it’s possible. In this chapter, we’ll look at some of the ideas about how we could make a change...

En primer lugar, ¿la economía sigue leyes universales como lo hace la física?


La economía en sí misma es un invento, algo creado por los seres humanos. ¡La economía ha cambiado mucho desde que se inventó!, esto quiere decir que el capitalismo en constante crecimiento no tiene por qué ser el principal sistema económico. Un sistema diferente podría frenar el cambio climático y otros daños ambientales de manera más sencilla. ¡Pero encontrar buenas alternativas no es tarea fácil!

Cambiar nuestro pensamiento económico

Entonces, si intentamos imaginar una economía perfecta, ¿que nos gustaría que hiciera?

Equilibrar las necesidades ambientales y humanas

En pocas palabras, el desafío más grande de la humanidad es satisfacer las necesidades de todas las personas sin destruir el planeta. Esto significa que a nadie le falte lo necesario para tener una vida sana y gratificante (como la vivienda, la atención médica, el alimento, el agua, etc.) mientras evitamos dañar en gran medida los sistemas que sostienen la vida de nuestro planeta (la capa de ozono, un clima estable, suelos fértiles, etc.).

¿Cómo se llama esta forma de pensamiento?


La economía del donut puede servir de brújula para el progreso humano en este siglo.

La donut de los límites sociales y planetarios

El techo ecológico describe nueve factores ambientales que, si se los sobrepasa demasiado, podrían provocar daños catastróficos y sería muy difícil para la humanidad sobrevivir en el planeta. Como puedes ver, ya estamos sobrepasando cuatro de esos factores.

La base social describe doce estándares sociales básicos que necesitan las personas para tener una buena calidad de vida. Actualmente, se están acabando todos los estándares...

¿Dónde debería aspirar a estar la humanidad dentro de este diagrama?


El espacio entre la base social y el techo ecológico es seguro para el medioambiente y justo para la sociedad humana.

Sin embargo, si analizamos solo el crecimiento del PIB no podremos saber si estamos en este espacio de la donut.

Entonces, ¿de qué otra forma podemos medir el «progreso»?

Además del PIB, existen otras formas de medir el progreso que se pueden dividir en tres grupos principales.

  • Uso de indicadores económicos que reflejen los factores sociales y ambientales. Un ejemplo es el Indicador de Progreso Genuino, que comienza con las medidas monetarias que se usan para el PIB pero las ajusta para tener en cuenta los problemas (como los daños ambientales, la delincuencia y la pobreza) y los beneficios (como el voluntariado).
  • Uso de encuestas para indagar cómo se sienten las personas con respecto a sus vidas y su bienestar. Un ejemplo de esto es el Índice de Felicidad Nacional Bruta en Bután del que hablamos en el capítulo Economía y Clima.
  • Uso de un índice de factores ponderados como cuánto tiempo viven las personas, cuánto tiempo libre tienen y si les es fácil votar. Algunos ejemplos incluyen el Índice del Planeta Feliz y el Índice para una Vida Mejor.
Medición del progreso mediante indicadores alternativos

Como puedes ver, hay muchas maneras de medir el progreso de una nación que no depende de cuántas cosas se hacen, venden o compran. Pero, ¿qué pasaría si, en lugar de encontrar formas diferentes de medir el crecimiento, pudiéramos reorganizar nuestra economía? Veamos primero un ejemplo de la vida real:

La economía del bienestar:

Una economía del bienestar aspira a brindar a las personas una buena salud mental y física, una mayor igualdad y un entorno natural saludable.

¿Qué país fue el primero en incluir un “presupuesto del bienestar” en el gasto público?


En 2019, Nueva Zelanda introdujo un presupuesto del bienestar que se centró en cinco áreas principales:

  • Mejora de la salud mental
  • Disminución de la pobreza infantil
  • Búsqueda de soluciones a las desigualdades sufridas por las personas indígenas de las islas Maori y del Pacífico
  • Apoyo a una nación en una era digital a través de la innovación y las oportunidades sociales y económicas
  • Transición a una economía sostenible y con pocas emisiones

¡Se reservaron alrededor de 26 mil millones de NZ$ (equivalentes a aproximadamente 19 mil millones de dólares) para estas actividades de bienestar durante los próximos cuatro años!

La economía del bienestar de Nueva Zelanda

Desacoplamiento: “Crecimiento ecológico”

Uno de los mayores problemas con el crecimiento económico es que se asocia con las emisiones de CO₂, ambos se acoplan, y más crecimiento implica más emisiones. El desacoplamiento o “crecimiento ecológico” intenta disociarlos para tener crecimiento sin dar lugar a más emisiones.

¿Cómo sugieren los economistas que podemos hacerlo? Selecciona todas las que correspondan.


El desacoplamiento intenta limitar las emisiones y continuar con el crecimiento

La idea es que un cambio hacia una economía de servicios (en lugar de una que depende de los productos, como la que tenemos en la actualidad) significará una reducción en las emisiones mientras que continúa el crecimiento. Las mejoras en la eficiencia también implicarían una menor necesidad de recursos y emisiones para producir la misma cantidad de materiales.

Sin embargo, esto no significa necesariamente que habrá menos emisiones y menos recursos utilizados en general. Esto se debe a que la mayor eficiencia también abarata el producto, lo que alienta a que se utilice más. Esto se conoce como la paradoja de Jevons.

Un ejemplo podría ser tener combustibles más eficientes para automóviles, para que éstos pudieran viajar más lejos con la misma cantidad de combustible. Esto debería significar menos emisiones de los automóviles, pero podría resultar en que las personas conduzcan más porque es más barato, ¡y las emisiones aumentarían en general!

Por último, algunas personas sostienen que los niveles de innovación (mayor eficiencia) necesarios para disociar completamente el crecimiento económico de la destrucción ecológica son demasiado altos y poco realistas.

El debate respecto a si el desacoplamiento realmente puede funcionar sigue abierto y tendría que suceder muy rápido para que pueda prevenir el calentamiento de 1,5 °C.

Así que ahora profundizaremos en un tema que puede resultar más factible y podría ayudar a reducir nuestras emisiones y residuos de manera definitiva.

Economía circular: menos es más

El modelo actual de economía lineal, extraer-producir-usar-desechar, es insostenible. Es por eso que algunos proponen una transición de linealidad a circularidad, con el que se producirían pocos desechos. En cambio, los productos se diseñarían de manera que duren mucho y puedan reutilizarse, repararse y renovarse].

La economía circular

Las empresas ya no se concentrarían en maximizar las ganancias mediante una mayor eficiencia en sus operaciones, sino en repensar los productos y servicios para que duren más y permanezcan dentro de la economía por mucho tiempo.

Una economía circular puede ayudarnos a reducir las emisiones y ahorrar dinero al mismo tiempo. Esto se lograría mediante un mayor uso de los materiales de desecho y mejor eficiencia y distribución de los recursos. Por ejemplo, las empresas de confección podrían ofrecer cupones de descuento a sus clientes cuando estos envíen sus prendas viejas para que luego se reciclen y conviertan en prendas nuevas.

Se estima que la economía mundial podría beneficiarse en un millón de millones de dólares cada año si se usara una economía circular en todo el mundo.

Este enfoque definitivamente podría reducir mucho las emisiones y ahorrar recursos en el proceso, pero aún depende del crecimiento de nuestra economía. Pero ¿y si adoptáramos un sistema que no dependa en absoluto del crecimiento?…

Decrecimiento: simplemente diferente

Decrecimiento

La definición de decrecimiento varía de acuerdo con cada persona. En general se trata de no centrarse en el crecimiento económico y enfocarse en una sociedad justa y sostenible.

Implica una reducción o mantenimiento de la economía, lo cual reduciría y estabilizaría su impacto en el medio ambiente (también habría menos emisiones).

¡NO es lo mismo que un crecimiento negativo o una recesión económica!

En cambio, tanto la producción como el consumo disminuyen, de manera que mejoran el medioambiente y el bienestar humano.

Existen varios principios que engloban la mayor parte de lo que se pretende lograr con el decrecimiento:

Decrecimiento quiere decir que vivimos una vida más simple para que otros puedan simplemente vivir

Como puedes ver, el decrecimiento significa muchas cosas y sus principios difieren incluso de autor a autor. Propugna que se compartan los recursos y la información para que todas las cosas sean accesibles a todas las personas. Anima a todos a pasar menos tiempo trabajando para dedicarse al ocio, ya sea bailando con amigos, comiendo con la familia o explorando la naturaleza.

Además de eso, promueve lo que los economistas llaman gastos no productivos. Esto quiere decir invertir dinero sin el fin de obtener ganancias, a través de proyectos como los carnavales, centros comunitarios y la difusión de las artes y la cultura.

También fomenta la reducción de la publicidad de productos y servicios, así como una semana laboral más corta. Esto se debe a que cuanto menos trabajemos menos crece la economía.

Lo más importante es que el decrecimiento requiere una reducción del consumo y la producción, así como una disminución en los desechos que generamos para permitir que estos se mantengan en el círculo de la economía y se utilicen una y otra vez (¡como en nuestro ejemplo de economía circular!.

En resumen, el objetivo del movimiento de decrecimiento es permitir a la humanidad ser más feliz y vivir en armonía con la naturaleza.

¿Qué políticas apoyarían las personas que abogan por el decrecimiento? Selecciona todas las que correspondan.


Sabemos lo que estás pensando: si este sistema es tan perfecto, ¿por qué aún no lo hemos adoptado?

Bueno, el problema principal es que, por definición, el decrecimiento se produce a costa de pérdidas de ingresos personales para los residentes del país que implementa la política (dado que la gente trabajaría menos, gastaría menos, etc.). Por desgracia, esto nunca sería popular, por lo que es poco probable que los políticos lo apoyen. Pero si más personas aprenden al respecto y están dispuestas a votar por políticos que estén a favor de este modelo, entonces tal vez, solo tal vez, los políticos empiecen a ponerlo en práctica.

Por último, y lo más importante, los partidarios del decrecimiento reconocen que los países de ingresos bajos y medios han quedado en desventaja debido a los efectos del colonialismo. Por lo tanto, apoyan el crecimiento de sus economías en un futuro próximo (aún con respecto a los límites sociales y planetarios).

Conclusión

Queda claro que nuestra economía necesita un cambio y que muchas personas están pensando activamente en cómo lograrlo de una manera justa y favorable para todos.

Sea cual sea el caso, estas ideas son ejemplos interesantes de cómo podría ser un futuro diferente, porque necesitamos un futuro diferente.

Si tuvieras que recordar una sola cosa de este curso, esa cosa sería el hecho de que nuestro planeta tiene límites y los estamos rebasando a un ritmo increíble. Tenemos que corregir estos errores, lo que exige una acción drástica. Es posible que reconocer los límites del planeta sea suficiente para liberar el potencial creativo necesario para hacer frente a los retos que nos esperan.

Capítulo siguiente