Agricultura: cambiarla para adaptarla al cambio climático

12 minutos de lectura

Actualizado el: 14 Dec 2020

La producción de alimentos está amenazada por el cambio climático . Nuestro sistema de agricultura depende en gran medida de nuestro entorno físico y, a pesar de que los agricultores están acostumbrados a la variabilidad climática , muchos ya están informando problemas derivados de la impredecibilidad del clima y de los patrones estacionales . Estos cambios climáticos afectan la gravedad y distribución de la maleza y las enfermedades de los cultivos . Para aumentar aún más la presión sobre nuestros sistemas de producción de alimentos, se espera que la población humana supere los 9700 millones para 2050 . Este es un claro indicio de que tenemos que actuar con rapidez.

Image of Por qué la agricultura necesita adaptarse a un clima cambiante

Por qué la agricultura necesita adaptarse a un clima cambiante

Sin adaptación, el cambio climático podría reducir el rendimiento de los cultivos globales en hasta un 5-30% para 2050 . Por otra parte, los agricultores que se adapten cambiando los tiempos de siembra, las variedades de cultivo y gestionando el suministro de agua podrían aumentar el rendimiento entre un 7-15% en comparación con las tasas de producción actuales . Sin embargo, es importante tener en cuenta que, a medida que el planeta continúa calentándose (entre 1 y 2\u00A0°C en regiones templadas y entre 1,5 y 3\u00A0°C en las regiones tropicales ), la adaptación se vuelve más difícil y trae menos beneficios .

Image of Predicciones de cambio de rendimiento con y sin adaptación

Predicciones de cambio de rendimiento con y sin adaptación

¿Cómo podría ser la adaptación?

En distintas partes del mundo, la agricultura puede parecer muy diferente: desde la recolección de frutos silvestres en los humedales hasta la producción de leche de camellos . Esto significa que hay una gran variedad de maneras en que los agricultores pueden adaptarse . Incluso cambios simples pueden marcar una diferencia . Por ejemplo, los viñedos franceses ahora cosechan sus uvas 30 días antes de lo que lo hacían hace 50 años y el 41% de los viticultores europeos están dispuestos a cultivar nuevas variedades de uva para adaptarse al clima .

Image of Los tiempos de cosecha están cambiando debido al cambio climático

Los tiempos de cosecha están cambiando debido al cambio climático

La adaptación agrícola también puede implicar cambios mucho mayores: desde el cambio a métodos sostenibles de gestión de la tierra hasta la compra de seguros para los cultivos . Estas opciones adaptativas, grandes o pequeñas, ayudan a que la agricultura sea más resiliente al cambio, esté o no relacionado con el clima .

Image of En qué consiste la adaptación en los diferentes tipos de agricultura

En qué consiste la adaptación en los diferentes tipos de agricultura

¿Cuándo deberíamos empezar?

Desde que los seres humanos empezaron a cultivar, la adaptación ha sido un modo de vida. La adaptación implica responder a todo tipo de cambios ambientales y sociales . Cuando se trata del cambio climático, podemos usar un enfoque similar probando ahora algunas soluciones y desarrollándolas a medida que vamos aprendiendo . Sin embargo, en lugares como el África subsahariana, se prevé que los sistemas de agricultura cruzarán puntos de inflexión en los próximos 5-20 años . Los puntos de inflexión representan umbrales que, al ser cruzados, dan lugar a cambios abruptos y rápidos en las condiciones ambientales . Si queremos evitar estos puntos de no retorno, probablemente necesitaremos cambios más inmediatos y de mayor calibre .

Image of Maneras de llevar control de la adaptación

Maneras de llevar control de la adaptación

¿Cuáles son las limitaciones para la adaptación?

La barrera más obvia para la adaptación es el coste. Las Naciones Unidas estiman que, para 2030, adaptar la agricultura (incluyendo la silvicultura y la pesca) al cambio climático costará entre 11.300 y 12.600 millones. ¡Algunos científicos creen que esta cifra podría ser hasta 2 o 3 veces superior !

También hay otros retos, como la falta de conciencia pública , la competencia en el uso de la tierra entre varias industrias y las limitaciones tecnológicas (qué tecnología está disponible actualmente para ayudar a los agricultores a adaptarse) .

¿Cómo fomentamos la adaptación?

1. ¿Científicos locos o investigaciones fructíferas?

Existe todo un campo científico dedicado a mejorar las prácticas agrícolas, reducir el impacto medioambiental de la agricultura y controlar que haya suficiente alimento para todo el mundo. Si queremos hacer realidad estos objetivos, necesitamos financiar esta ciencia . De hecho, por cada dólar estadounidense invertido en estas investigaciones, las regiones en desarrollo podrían ganar, a la larga, entre 3,7 y 5,2 dólares .

Los cultivos modificados genéticamente son un brillante ejemplo de cómo la investigación agrícola puede ayudarnos a adaptarnos al cambio climático .

La ingeniería genética ha producido cultivos que pueden soportar altas temperaturas, escasez de agua y plagas . Además de introducir estas nuevas variedades, la ingeniería genética puede aumentar la diversidad genética de una especie introduciendo nuevas variantes de genes específicos .

Image of Propiedades que pueden tener los organismos modificados genéticamente

Propiedades que pueden tener los organismos modificados genéticamente

La investigación basada en el análisis de datos también ofrece soluciones prometedoras: desde el desarrollo de predicciones meteorológicas precisas a la creación de mapas del suelo más detallados . Todas ellas proporcionan información precisa y en tiempo real que puede ayudar a los agricultores a decidir cómo adaptarse. Esta investigación es realmente útil: cuanta más información tengamos para tomar decisiones, más probable es que escojamos mejores opciones adaptativas .

2. Acción gubernamental y políticas

La acción gubernamental es parte de lo que se denomina un enfoque ’de arriba a abajo’ . Mientras que las comunidades y las empresas pueden presionar por el cambio, cuando se trata de la adaptación, los gobiernos siguen estando al mando : ellos son los que, creando leyes y políticas, pueden facilitar (o dificultar) la adaptación de los agricultores.

Image of Se necesitará un enfoque colaborativo

Se necesitará un enfoque colaborativo

Los gobiernos también son importantes cuando se trata de financiar la agricultura. Entre 2014 y 2016, los gobiernos dieron un total de 568 mil millones de dólares estadounidenses por año al sector agrícola . Ahora más que nunca, este apoyo financiero debe incluir los costes de adaptación a nuevas maneras de cultivar.

Entonces, ¿qué políticas específicas podrían ayudar? Desde los años 90, los gobiernos suelen pagar a los administradores de las tierras para mejorar la salud de los ecosistemas locales . Los estudios de caso muestran que si se define claramente cuáles son las mejoras a obtener (p. ej., mejor calidad del agua, mayor biodiversidad) se reduce la probabilidad de fracaso de estas políticas. En caso de que funcionen, estas políticas pueden ayudar a los agricultores a ser más resilientes al cambio climático .

3. Economía

Los esquemas gubernamentales no son la única forma de financiar la adaptación al cambio climático: otras organizaciones, incluidos los bancos y las empresas privadas, también están encontrando formas para ayudar a las personas a adaptarse.

El Programa de Financiación de Riesgos de Desastres en África (ADRiFi) identifica riesgos climáticos y trabaja para minimizar las pérdidas financieras por los desastres naturales . Esto funciona, en parte, a través de un seguro que compensa a los agricultores en caso de desastre climático . Además de optar por programas similares, los agricultores también pueden adaptarse buscando nuevas formas de ganar dinero fuera de la agricultura tradicional . Entre las opciones posibles se incluyen el turismo o albergar proyectos de energía renovable .

Image of La diversificación es otra estrategia de adaptación posible para los agricultores

La diversificación es otra estrategia de adaptación posible para los agricultores

4. Compartir mejores prácticas. ¡Cuéntaselo a tus amigos!

A nivel individual, muchos agricultores se están enfrentando a los problemas climáticos mediante estrategias adaptativas ’de base’ : los agricultures crean redes con sus agricultores vecinos con quienes comparten soluciones y aprenden unos de otros .

En Nueva Zelanda, algunos agricultures ’modélicos’ enseñan a otros a adaptarse ; en Nigeria la reforestación liderada por los agricultores (para combatir los efectos de las inundaciones repentinas) ha dado como resultado una cobertura de árboles 10 veces mayor, mejores rendimientos de cultivos y mayor fertilidad de los suelos .

Image of La amabilidad es crucial para la adaptación en la agricultura

La amabilidad es crucial para la adaptación en la agricultura

El siguiente paso es compartir estas ideas con investigadores y organizaciones a nivel nacional e internacional para asegurar que los agricultores formen parte de los procesos de toma de decisiones que afectan sus tierras y sustentos .

Algunos grupos (como las mujeres, los jóvenes y los pueblos indígenas) se ven afectados desproporcionadamente cuando se administra mal el entorno . Por otro lado, algunos estudios muestran que incluir a estos grupos en la toma de decisiones puede conducir a mejores resultados para las personas y para el planeta . Por ejemplo, la deforestación en el Amazonas es de 2 a 3 veces inferior en las áreas donde los indígenas tienen derechos legales sobre sus tierras . Es decir, podemos adaptarnos reconociendo legalmente los derechos de los indígenas y utilizando sus conocimientos para hacer frente al cambio climático y a la amenaza en la seguridad alimentaria futura . Fuera de estas comunidades, equipar a más mujeres con una mejor formación y herramientas podría aumentar el rendimiento agrícola en los países en desarrollo en un 2,5-4%, ¡lo suficiente para alimentar a más de 100 millones de personas !

Image of La brecha de género en la agricultura

La brecha de género en la agricultura

¿Y ahora qué?

Hemos aprendido que necesitamos personas, tecnología e investigación para adaptar nuestra forma de cultivar. Además de la acción de los gobiernos y los bancos internacionales , debemos asegurarnos de que los agricultores tengan voz y voto en la forma de producir alimentos, tanto ahora como en el futuro. Combinando la investigación científica y las técnicas de agricultura local podemos entender mejor cómo apoyar una transición progresiva hacia una agricultura resiliente al clima .

Capítulo siguiente